Por: MCS Fecha: 22 mayo, 2018 Categoría: Tendencias recursos humanos Comentarios: 0

Cuando la realidad de la costa del sol, en relación al turismo, demanda más calidad ya que la oferta de variedad de servicio parece cubrir, adecuadamente, las necesidades de los visitantes, existe nuevamente un desajuste entre el modelo de trabajo y las personas que lo realizan.

Esto se traduce en un fracaso en la negociación del convenio. Los puntos donde hay diferencias entre empresas y personas, están relacionados con la jornada laboral, los días de descanso y la subida salarial, principalmente. Cabe preguntarse, ¿desde qué punto de vista se están poniendo las condiciones de trabajo sobre la mesa de negociación? Es la empresa que quiere un modelo de trabajo de máxima rentabilidad o son las personas que quieren realizar sus funciones de una forma más asumibles.

Los clientes que trabajan con nuestra firma, se preocupan cada día por dar el mejor servicio posible a sus visitantes. Forman a sus plantillas para ello y ajustan sus modelos de trabajo para hacerlo posible. Todo un esfuerzo que está encorsetado dentro del convenio del sector en la provincia de Málaga. Pero realizan este esfuerzo por el bien de sus negocios y profesionales. Y lo hacen todos juntos, decidiendo en común cuál es el mejor servicio y las mejores condiciones para realizarlo, siempre pensando en el cliente, que es quien permite que el modelo de trabajo siga funcionando.

Puede que el sector, en vez de negociar, tenga que acordar qué tiene que hacer para ofrecer la máxima calidad, cuál es el modelo de trabajo mejor para facilitar esa calidad y cómo reajustar las condiciones de convenio para conseguirla. Desde nuestra firma, pensamos que es un punto de partida bastante más diferente y es el que usan nuestros clientes.