Por: MCS Fecha: 24 junio, 2013 Categoría: Ideas Recursos Humanos Comentarios: 0

¡Mis trabajadores no entienden lo que es una prioridad!

“Siempre que les pido que dejen de hacer algo para dedicarse a una segunda cosa más importante o urgente, me dicen que están acabando, que para dos facturas que les quedan por meter en el sistema, que lo otro puede esperar.”

Para entrenar la conducta de priorizar puedes utilizar el siguiente entrenamiento:

En un pista de tenis o pádel coloca a tus trabajadores en la línea de fondo con una raqueta o pala en una mano y una pelota de tenis en la otra.

Colócate al otro lado de la red con un canasto de bolas amarillas y de colores mezcladas en la siguiente proporción: 25% de bolas de colores y 75% de bolas amarilla. La bolas amarillas representan tareas rutinarias, las de colores, prioritarias.

Los trabajadores, se mantendrán botando la pelotas contra el suelo con la mano que no agarra la pala. De manera aleatoria, tu les lanzarás pelotas a los empleados que deberán decidir si interrumpen su tarea de botar con la mano para devolver la bola de color (obtención de 5 puntos), interrumpir su tarea de botar para golpear la bola amarilla (1 punto) o seguir botando la pelota (1 punto por cada 5 botes).

Aunque existe una resistencia natural a abandonar la actividad que se está realizando, el cambio de prioridades debe realizarse cuando:

• se trata de romper rutinas improductivas fosilizadas.
• existe una plazo de entrega a punto de cumplir.
• hay un cliente esperando.
• existen necesidades puntuales de cambios transitorio de los objetivos del equipo (por ejemplo, hay que organizar una presentación o evento).